Represión Brutal en Honduras

el

Tegucigalpa. Honduras. Decenas jóvenes heridos, centenares de trabajadores, padres de familia, vendedores ambulantes y transeúntes fueron atacados con unas 500 bombas lacrimógenas lanzadas por uniformados de la Policía Preventiva y del Ejército que este mediodía invadieron los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La represión policial-militar del régimen sucesor del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, abarcó la sede del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (INPREMA), la sede de los colegios magisteriales PRICMAH, COLPROSUMAH, COPEMH  y COLPEDAGOGOSH, localizados cerca del INPREMA.

En la UNAH la policía detuvo al estudiante Gilberto Exequiel Valladares y fue remitido a un lugar no identificado. Marlen Cruz, procuradora de DDHH del CODEH, informó del traslado de una jovencita que vomitaba sangre. Los jóvenes, Nancy Aguilar y Vicente Pineda, agredido en su escritorio por policías y fueron llevados de emergencia por la Cruz Roja.

 

“Hubo pánico, terror y zozobra en el campus universitario; los estudiantes no encontraban dónde refugiarse; la rectora es cómplice de la violación de la rectoría universitaria, los estudiantes defienden la autonomía universitaria”, eran algunos de los testimonios desgarradores de estudiantes y periodistas.

 

El Director de Radio Globo, David Romero, señaló que “estas situaciones son iguales o peores a la época del golpe de Estado”.

 

“Este día hemos presentado requerimiento fiscal para que la Policía presente a los que atentaron contra mi vida y la vida de Lidieth Díaz”, (colega periodista y esposa de Romero), la noche del día anterior cuando atendían la denuncia de profesores refugiados en la sede del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH).

 

La Policía es injusta porque lanzó unas 500 bombas lacrimógenas a estudiantes que no tienen nada que ver en esta situación; rociaron a estudiantes y a vendedores ambulantes con un líquido rojo, declararon un estudiante y un despachador de taxis colectivos.

 

Un fuerte piquete de policías y militares, con el rostro cubierto y armados hasta los dientes, invaden el Campus Universitario lanzando decenas de bombas lacrimógenas y da persecución a toda persona que encuentran en el interior de la Alma Mater.

 

Estudiantes que estaban en clases o en examen, padres de familia que esa mañana asistían a una ceremonia de graduación en el anfiteatro universitario y vendedores ambulantes, casi todos mujeres y niños, huyen aterrorizados del Campus Universitario, algunos se defienden lanzando piedras y botellas.

 

Sin embargo, no cesa el lanzamiento de bombas lacrimógenas, mientras la Policía rodea edificios, invade el estacionamiento, edificios, aulas y oficinas, mientras se escuchan gritos desgarradores de los afectados.

 

En tanto, la dirigencia magisterial rechazó hoy la participación de una comisión mediadora nombrada por Porfirio Lobo Sosa, integrada por el Ministro Director del Instituto Nacional Agrario (INA), Cesar Ham Peña; y la Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, a quienes cuestionan la falta de solución en el conflicto de tierras en el Bajo Aguán y las mentiras del avance en materia de derechos humanos expuesto por Pineda en la revisión de 126 recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas .

 

Pasado el mediodía, David Romero, Director de Radio Globo, daba cuenta que el ataque con bombas lacrimógenas continuaba en la UNAH, donde unos cinco mil estudiantes no podían abandonar la instalación ante el impedimento impuesto por los uniformados.

 

Andrés Pavón, de la Plataforma de Derechos Humanos, denunció la agresión y confirmó que varias personas resultaron heridas, por lo que se coordinó su envío a hospitales públicos.  En ese momento, un grupo de estudiantes, apostados en el portón uno de la UNAH, salió corriendo ante otra embestida de policías que continuaban tirando más bombas lacrimógenas.

 

Al filo de las dos de la tarde la Policía se quedó sin bombas lacrimógenas. La Cruz Roja reporta 36 personas golpeadas, un detenido, Gilberto Valladares y Perla Paola Fernández. Nueva toma de accesos al boulevard a Suyapa, frente a la UNAH, por estudiantes de todos los frentes estudiantiles.

 

Esta crisis es la savia del Humanismo Cristiano, la represión, el odio social y la insensibilidad nutren mentes desquiciadas y son el horizonte de su gestión.

 

DATO:

LA POLICÌA TIENE UNA RESERVA DE DOS MILLONES DE BOMBAS LACRIMÒGENAS PARA CONTINUAR LA REPRESIÒN, DIJO UNA FUENTE POLICIAL NO IDENTIFICADA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s